En memoria de un gran Escritor, El Gabo

vivir para contarlaTodavía me acuerdo el día que Vivir Para Contarla salió al mercado, era el 2002 y se decía por ahí que era el último libro, la autobiografía, ya que el maestro estaba muy enfermo.

Leí sus libros, leí sus poemas, seguí noticias suyas porque de alguna manera me identificaba con ellas. Me encantaba su perspectiva de haber nacido escritor.  Saber que cuando él era niño escribía para niños. El saberse genio y el no necesitar de formación académica para ser lo que el sabía que era, un Escritor.

A veces sus historias eran demasiado escalofriantes, y espiritistas.  Sus narraciones un poco vulgares.  Sus personajes degenerados, pero supongo que así somos los Latinos con nuestras raíces mestizas. espiritistas, vulgares y a veces degeneradas.

Sus cuentos me hicieron reir, y a veces me pusieron a pensar.  ¿Será que ralmente hay amores que duren por generaciones? ¿Por qué los tiempos de cólera? ¿Porque Buenaventura, si esta familia es pura crónica nomás?  Lo cierto es que entre historias, puntos y comas dio vida a la Literatura Latinoamericana.  No solo a Colombia, sino a Latinoamérica.

gaboEl Gabo lo llamaban, aunque sus padres le pusieron Gabriel García Marquez.  La gente dice que lo va a extrañar, yo creo que extrañaran la idea de esperar por su próximo poema, historia corta u obra literaria.  Su presencia estará todavía en cada personaje que creó, ya sea vulgar, primitivo, pritano o degenerado.

El Gabo, se nos fue.  Sus obras se quedaron, sus personajes mostrarán lo que él fué o quizás quizo ser y nunca pudo.  Ahora sí. su brazo se enfrío, para finalmente alcanzar Paz en su tumba.  Gracias, Gabo, por tu aporte, por tu imaginación, por permitirnos conocer a Colombia y a los Colombianos y sobre todo, gracias por tus historias, de seguro serán leídas y vividas por generaciones.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *